Téléchargeur: Ellis
Pays: Netherlands
Temps de chargement: Aug 11, 2018
Prix: Gratuit
Évaluation: Basé sur 1 utilisateurs

S'il vous plaît, vérifiez que vous n'êtes pas un robot pour charger le reste des pages

tÉlÉcharger la tortuga ecuestre pdf

Caratula Tortuga ecuestre.indd 1
27/11/2017 8:33:52 p. m.
Caratula Tortuga ecuestre.indd 2
27/11/2017 8:33:52 p. m.
César Moro
LA TORTUGA ECUESTRE
Poesía
San José 2017
3
Caratula Tortuga ecuestre.indd 3
27/11/2017 8:33:52 p. m.
861. 6
M867t
Moro, César
La tortuga ecuestre / César Moro -- San José
Costa Rica: .
Artedition, 2017.
70 p.
ISBN 978-9930-9621-0-7
1. RETORICA 2.LITERATURA 3.POESIA
I.Peña, Alfonso, edit lit.
I.Gazel, Amirah, edit lit. II.Título
Corrección de pruebas a cargo de Omar Castillo.
Muestra gráfica Alfonso Peña y Amirah Gazel, collage, técnica mixta.
Diseño de cubierta Amirah Gazel
Imagen de cubierta: Collage colectivo Alfonso Peña/Amirah Gazel
“Capi Capi”
Imagen gráfica: tortuga maya
Diseño gráfico Alejandro Vega
Fotografía Gaetano Andreoni
Primera edición 2017
©Fundación Camaleonart
©Alfonso Peña y Amirah Gazel
© De la presentación: Omar Castillo
Fundación Camaleonart
Teléfono: (506) 89510018
Correo: [email protected]
P.O.Box 289-1000, San José, Costa Rica, C.A.
www.revistamaterika.com
Impreso en Costa Rica. Reservados todos los derechos. Prohibida la
reproducción no autorizada por cualquier medio del contenido total o
parcial de esta publicación. Hecho el depósito que dicta la ley.
4
Caratula Tortuga ecuestre.indd 4
27/11/2017 8:34:06 p. m.
5
Caratula Tortuga ecuestre.indd 5
27/11/2017 8:34:06 p. m.
6
Caratula Tortuga ecuestre.indd 6
27/11/2017 8:34:06 p. m.
EL FUEGO Y LA POESÍA EN CÉSAR MORO
Omar Castillo
Finalizando el siglo XIX e iniciándose el XX, los poetas
afines al movimiento Modernista hispanoamericano impulsado
por Rubén Darío tenían a la ciudad de París como el centro de
su imaginario, como el abracadabra de sus sueños tanto en el
ámbito de lo poético como en el de las demás expresiones del arte.
Todos ellos le adjudicaban a esa ciudad un magma de inspiración y
creatividad que bordeaba lo extravagante, al punto que si un poeta
o artista no pasaba por ella, de seguro sus capacidades creativas
eran puestas en duda y corría el riesgo de quedar al margen del
mundillo cultural, es decir, en los extramuros de su época.
Dado el solapado ambiente social y de cultura de
plaza de mercado que se vivía en casi todas las poblaciones
hispanoamericanas, las realidades de una ciudad como París
resultaban fascinantes, propicias para la existencia mundana y la
constatación del carácter propio del ser humano residente en una
urbe. Es indudable que en esos años el mundo, en casi todas sus
nociones, se recogía en una ciudad como esa, y los artistas nacidos
en ella, como quienes se hacían adoptar por ella, contribuían con
sus creaciones para el brillo del amplio espectro de sus laberintos
y encantos, tanto los intangibles como los tangibles.
Uno de los creadores que asumió el reto de develar
los significados de vivir los trajines y los efectos de un ambiente
como el que propiciaba París, fue Charles Baudelaire, tanto en su
obra poética, como en sus ensayos sobre arte y demás artículos
periodísticos. Su escritura explora y recoge los síntomas nerviosos,
íntimos y sociales de su tiempo, a tal punto que lo convierten a él
en un arquetipo literario, símbolo de una época y de una condición
humana.
7
Caratula Tortuga ecuestre.indd 7
27/11/2017 8:34:06 p. m.
Otro de los poetas significativos de la cultura y el arte
propiciados por el París de esos años, fue Stéphane Mallarmé,
quien inició su experiencia poética teniendo como referente a
Baudelaire. La quebrazón a la cual Mallarmé somete su yo, y la
forma como lleva esta vivencia a la escritura, rebasa los límites
conocidos, dando a sus poemas matices irreconocibles, novedosos.
Su obra es un paso esencial dado por la poesía escrita en Occidente.
Se podría decir que, con ella, Occidente adquiere una identidad
nerviosa en su decir y de fragmento en su contenido. Lo hermético
de su lenguaje es luz revelando las manchas por donde se moviliza
la mente humana, tanto en lo diurno como en lo nocturno de su
condición.
En las primeras tres décadas del siglo XX París seguía
siendo centro migratorio para los poetas y los artistas del mundo.
En la ciudad se vivían la bohemia y los anhelos humanos llevados
al delirio de lo racional, mientras las nociones y los ideales